Estrategias

Luego del poker, sin lugar a dudas, el juego de estrategia y cartas más famoso del mundo es el Blackjack o 21. Lo que lo convierte en uno de los populares juegos de casino es su necesidad de habilidad y un poco de suerte para ganarle a la banca. Los jugadores expertos de blackjack han desentrañado este juego y mejorado sus técnicas para permitirse ganar el 51 por ciento de las veces, llevándose a su casa algo de dinero extra cada vez que visitan un casino.

Matemáticas de blackjack.

Cuando se trata de jugar al 21, la matemática lo es todo. Contando que existen 52 cartas sin comodines en el mazo, las estrategias adecuadas para cada jugada dependen de la progresión matemática que se haya logrado para las cartas que uno tiene. Esto implica que existe una proporción matemática correcta para cada combinación de cartas que el usuario puede tener, lo que implicará pedir carta, dividir el juego, plantarse o doblar la apuesta.

Cuando el usuario se acostumbre a utilizar las estrategias que a continuación se presentan, no importará cuántas veces hayan salido mal las manos que aquí se exponen, simplemente uno debe seguir con la estrategia. La consistencia es la clave de todo juego de cartas, ya sea poker o blackjack.

Dividir el juego.

Siempre se han de dividir los ases y nunca se dividirán los 10. Esto es por una sencilla razón: Dos ases juntos solo forman 11, mientras que un as separado de otro es una carta poderosa. Los 10 forman una combinación muy peligrosa por separado, pero juntos tenemos una chance muy alta de ganarle a la banca.

Cuando la mano implica de un 5 a un 8, se debe pedir siempre. Con un 9, se debe pedir, salvo doblar de 3 a 6. Para un 10, se debe pedir, salvo doblar de 2 a 9. Para un 11, se debe pedir, salvo doblar de 2 a 10. Para un 12, se debe plantar contra 4 a 6, sino pedir. Para un 13 a 16, se debe plantar contra 2 a 6, sino pedir. Para manos de 17 o superior, plántese siempre